Xi’an . . . Una ciudad que promte.

Mientras viajaba en el tren con destino hacia Xi’an. Mi amiga Claudia de Chile, me comentaba que podíamos pasar la navidad juntos. Me parecía una idea excelente. Ella estaba un poco apenada porque tendría que pasar esas fechas tan familiares para los Chilenos, lo mas probable sola. Por eso mismo se animo a seguirme hasta donde estaba yo.

Le dije que yo estaría en Xi’an en unas pocas horas, y ella me comenta que esta en el aeropuerto y que tomara un avión con destino a Xi’an, porque se encontraba en Nepal. Voló hasta Kunming, y de Kunming tomaría un avión a Xi’an nuevamente. Osea, definitivamente no quería pasar navidad sola.
La verdad que para mi navidad y año nuevo son también importantes desde el punto de vista de compartir en familia, pero estando fuera, la verdad que no me importan mucho. No porque no me importe mi familia, sino porque estoy en una etapa en la que se que están todo bien, y que estarán compartiendo juntos aunque yo no este. Eso me deja muy bien y feliz.

Bueno, siguiendo con la historia. llegue a la estación de tren, y comienzo a preguntar nuevamente, como en todas las ciudad donde puedo tomar el bus hacia la dirección que les muestro. Esta vez fue mas fácil. A las 3 personas que les pregunte me dijeron la misma ruta, y que tomara el mismo bus.

Tome un microbús, de esos que te cobran 1RMB, y que son una maravilla. Tienen basureros, y un tablero eléctrico que te va diciendo la estación en la que te encuentras, y cual es la siguiente parada. Eso no es todo, son baratos porque son en su mayoría eléctricos.

Me baje en una rotonda que me habían dicho los locales, y camine hasta la supuesta dirección por mas de 15 minutos. No todo podía ser perfecto jajaja, pero me gusta eso, así le da un toque mas de aventura.
Había tomado el bus correcto, pero me había dirigido hacia la cuadra contraria. Bueno, la verdad muchas cuadras contrarias, pero todo tiene solución en esta vida. ¿ Y cual era la solución en este caso?; fácil. Caminar muchas cuadras hacia el lado contrario jajaja.

Finalmente llegue a mi hostal y le explico a la niña de recepción que una amiga ya debía estar ahí porque había tomado un avión, y que teníamos doble reserva en un dormitorio. En seos donde hay varias camas y que los backpackers amamos tanto por su bajo costo.

Entro a la habitación, y veo a la Claudia jajaja, se para de la cama, y me da un gran abrazo. Nos pusimos a conversar horas y horas de todo lo que habíamos hecho. Le empecé a explicar un poco de Rusia, y ella un poco de Nepal.
Decidimos ir a comer algo para seguir conversando y planear algo para los próximos días.
Nos fuimos a un restaurante local, en la avenida de los Musulmanes, que se caracterizan siempre por su precios bajos, y por su abundante comida.
Cuando anden viajando por el mundo, y vean a alguien con sus típicos gorritos, eso quiere decir que es el lugar correcto donde tienen que ir a comer.

Mientras comíamos, hablábamos de donde podíamos ir los días que teníamos ahí, y decidimos primeramente ir a una montaña maravillosa con millones de escaleras de la que todos hablaban. La famosa HuaShan Mountain.

Nos devolvimos a la hostal esa noche para descansar porque estábamos ambos maltratados por el viaje, pero quedamos de acuerdo con visitar al otro día la montaña, y luego los guerreros de terracota, así como también cenar algo juntos para navidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s