Templo Shaolin y Hua Mountain

Cuando averigüe y leí de estos maravillosos lugares, la información que había era bastante, y decían diferentes transportes, diferentes valores y diferentes direcciones. Lo que me parecía increíble, pero después entendí que habían dos entradas.

Le consulte a uno de mis compañeros de habitación que era Chino y hablaba un poco ingles. El me trato de explicar la manera de llegar mas fácil para que no me perdiera.
Luego de ello me dice, “dame un minuto”, hace una llamada por teléfono y me comenta nuevamente “ mañana vámonos juntos hacia ese lugar, porque el pueblo que esta debajo de la montaña es mi pueblo natal. Yo solo aquí estudio, así que iré a visitar a mi familia mañana y puedes ir conmigo”.
Una respuesta que jamás espere escuchar, y que por supuesto me alegro mucho, ya que así seria mas fácil, y no perdería el tiempo, porque para subir la montaña se necesitaban alrededor de 5 horas.

Me fui al supermercado a comprar algo para comer y para llevar luego a mi largo paseo.
La mejor manera de hacer el recorrido me dijo Liang, era subir por el lado este a la Montaña caminando, llegar a la cima y luego tomar el cable car/teleférico hacia abajo en donde se encontraba el templo Shaolin.
Me acosté temprano ese día, solo quería levantarme y no quedarme dormido, porque como les he dicho, los días de visado en China están contados. Son solo 30.

Sonó mi despertador por la mañana y me levante sin pensarlo. Me metí a la ducha, y cuando salí Liang ya tenia su mochila lista y estaba sentado esperándome.
Me tome un café, tome mi mochila con la cámara y mis documentos, y nos dirigimos hacia el terminal.
La verdad es que hablar con el en ingles me incomodaba un poco, porque muchas veces yo no le entendía y el no me entendía a mi, y yo se que eso lo hacia sentirse incomodo, pero teníamos un viaje de 2 horas y media en la que íbamos a tener que tratar de entendernos o inventar algún idioma jajaja, en algo que ahora mismo soy experto.

Durante el trayecto en bus, no podía parar de mirar las montañas que se acercaban a mi, era demasiado diferente a la ciudad donde estaba, a toda esa urbe.
El me comentaba que alucinaría arriba de la montaña, que el día estaba despejado y que tendría una vista maravillosa.
Me hablo un poco también del templo Shaolin. Me explico que los niños y jóvenes iban allá a quedarse durante un tiempo a estudiar la disciplina del Kung Fu.
también me comento, que en uno de los entrenamientos, los colgaban de una cuerda igual como si estuviesen ahorcándose, y de esa manera tenían que aplicar las técnicas que habían aprendido de respiración para poder aguantar. Algo que a mi, me pareció bastante duro, pero a ellos les enseñan de esa manera para resistir a las diferentes formas de castigo en caso que los capturaran.
Llegamos finalmente al terminal de buses. Nos bajamos, y el fue a hablar con un taxista. Luego me comenta que la única manera de llegar a esa parte de la entrada o sección de la montaña es en taxi. No hay buses.

El me comenta que negoció el precio, y que son algo así como 40 RMB. Para ser China me pareció bastante elevado el precio, pero estábamos en un lugar 100% turísticos y además había bastante demanda ese día, pero solo de turistas nacionales.

Me subo al taxi y el me dice que este atento al teléfono que el me ira a buscar al templo Shaolin a las 17.00 hrs, que no tome bus, ni taxi, ni pague nada, porque el ira a buscarme.

El taxi empezó a desplazarse por varios minutos, los que luego se transformaron en una hora sin parar nada. Ahí comprendí que el valor que me había cobrado estaba mucho mas que bien. De hecho, bastante barato para la cantidad de kilómetros en cuestas empinadas.

Llego a una entrada en la que no había nadie y el taxista me dice que aquí era, y que ahí debía pagar el ticket de ingreso. Me baje feliz a comprar mi ticket, y me doy cuenta que al lado de la ventanilla de los tickets había una escalera que se veía sin fin.

Con mi ticket en mano, empecé a subirla. Subía y subía y estas no se terminaban nunca. Ahí me arrepentía de llevar tanta comida y bebestible. A eso sumándole el peso de la cámara y los lentes, que por supuesto no abandono con nada.
Comencé a encontrarme muchas mas personas que venían bajando, porque ellos habían subido en teleférico.
Las vistas de donde estaban eran realmente espectaculares. Subí por una escalera curva y miro hacia un precipicio y había un templo pequeño tallado en piedra de muchos años de antigüedad, pero bastante bien mantenido. Pensé que había llegado a la cima, pero era demasiado poco el trayecto para lo que me habían dicho.

Pase por la parte de atrás del templo y seguí subiendo escaleras infinitas con vistas realmente impresionantes, en donde me detenía, observaba y pensaba “nunca pensé conocer un sitio tan maravillosos como este.”

Finalmente, luego de 4 horas con 45 minutos, llegue a la cima de la montaña. Era una vista genial, y mucha gente se encontraba arriba. Yo no sabia como habían subido hasta allá y yo no los había visto. No habían subido tampoco por el cable car, pero luego de observar mas, me di cuenta que existían en el lugar 3 diferentes cable car y que la mayoría de esas personas habían comenzado en el templo Shaolin, luego tomaron el teleférico, y estando en la cima de la montaña iban a bajarla. Lo manera inversa a lo que hice yo.
 

 

 
Consulto el valor del teleférico y me dicen que son 50RMB. Bastante aceptable. Me esperaba un palo mas grande, porque era una manera fácil de bajar. Si hubiese bajado por las escaleras, me hubiese demorado el doble, y hubiera llegado abajo de noche, cuando todo estaba cerrado, y cuando mi amigo chino me estaría esperando.

¡Baje por el teleférico absolutamente solo! Tenia todo ese teleférico, y esa vista para mi, como si fuese el mas VIP de los VIP.
Llegue abajo luego de viajar por 18 minutos entre montañas, y ver a la gente desde esa altura que se veían como hormigas.

Finalmente estaba en el templo Shaolin, donde se basaron para crear la película Kung Fu Panda. Muchos turistas Chinos, y muchos lugares dentro del lugar los que me hacían confundir por donde empezar.

Intente entrar por la entrada principal, y un monje budista con señas me dice que necesito comprar el Ticket. Fui rápidamente afuera y comencé a buscar la boletería, pero créanme, busque mas de 3 veces por el lugar y no había boletería. Nada donde comprar Ticket. Fui a consultarle de nuevo, y me apunto la montaña.
Ahí entendí que el ticket debía haberlo comprado arriba, y que estaba abajo, y ya había pagado el teleférico y que no tenia mi entrada. Osea, todo mal ajaja.

Se acerca una pareja muy amorosa de Chinos, y me dicen en ingles que me sucedía. Les explique, y me dijeron que estaba mal, que la entrada que había pagado a la montaña tenia derecho a entrar a templo, pero debía mostrar el ticket.
Rápidamente saque mi ticket, se lo mostré al monje, el que se rio y me hizo acceder al lugar.

La primera reacción fue querer sacar la cámara, y hacer fotos de toda la maravilla que veían mis ojos. Retratarla a través de maravillosas fotografías para compartir con ustedes, pero ahora ya me doy el tiempo de darme varios minutos para disfrutar primero del lugar yo solo. De ver lo increíble que es, y de apreciar cuanta suerte tengo de estar ahí. Eso es algo que he estado tratando de practicar todos los días que visito un lugar impresionante.
Primero tratar de respirar hondo, de ver el lugar y luego tomar fotos. Estoy visitando lugares que quizás nunca mas visite, y por eso mismo debo darle el tiempo a mis ojos y cerebro para que lo procesen, y así, alguna vez pueda contarles a mis sobrinos, nietos e hijos con lujos y detalles de lo que ha vivido este ser humano.

Luego de ver casi todo el lugar, me di cuenta que lo que estaba prohibido era tomarle foto a los monjes budistas. Yo los respeto, pero tenían que perdonarme que no me iba a perder una foto de ellos, porque con ellos si que era imposible.

En varios de los templos o pagodas pequeñas que habían en su interior, tenían monjes rezando y prendiendo inciensos con maravillosos olores para otorgarle con mucho respeto y Fé a su Dios.
Me senté tranquilamente a observar cual era la manera en que lo hacían. Ellos tomaban un incienso, lo encendían, lo movían en círculos, hacían una reverencia y al entregarlo, lo ponían en una especie de altar.

Recorrí por muchas horas el lugar. Me parecía increíble esa Fé que tenían, y el respeto de las personas que visitaban el lugar y que lo mas probable, que no eran creyentes de esa religión, ni de ninguna otra.

Seguí caminando y pregunte donde daban las demostraciones de kung fu, o simplemente para ver algún entrenamiento.
Un anciano que hablaba ingles a la perfección me comenta que están en entrenamiento, pero que si me apuro puedo alcanzar a ver algo en una de las canchas principales. También me dijo que si alguien me quiere cobrar alguna suma de dinero, no les pagara, porque era un timo. Todo estaba incluido en el ticket que pague.

Llegue a la cancha de entrenamiento, y quede impactado al ver el orden de las formaciones de la mayoría de los niños. Estaban separados por clase/equipo y cada uno tenia un entrenador que les daba ordenes de las cosas que debían hacer.
Al verme todo empezaron a decir HELLO, HI, FUCK YOU. Sí FUCK YOU jajaja, porque cuando uno aprende otro idioma, la mayoría de las cosas que aprende primero son malas palabras. Claramente, ellos no lo decían con mala intención. Su intención era básicamente demostrar que sabían algunas palabras en ingles, por muy malas que estas fueran jajaja.

Después de observar varios minutos, les estaban enseñando métodos de luchas y algo de resistencia. Demostraron un poco de pelea unos niños de 8 años, que con los movimientos y la rapidez que usaron quedé impactado. Flash no era nada al lado de ellos.

Mientras seguía contemplando sin pestañar, suena mi teléfono celular (claro que suena, porque le compre una tarjeta SIM China), y era Liang que me estaba llamando, miro la hora, y ya eran las 17.30 hrs.
Le contesto, y me dice que me esta esperando en la entrada, que solo tengo dirigirme hacia allá.

Me despedí con un Bye bye fuerte y claro para todos los kung fu panditas jajaja, los que gritaron todos muy fuertes “SEE YOU FRIEND”.

llegue a la entrada, me subí al auto, y nos dirigimos directo hacia la ciudad nuevamente en el auto de la madre de Liang que se lo había prestado para que lo usara una semana mientras yo estaba en la ciudad. Que señora mas divina y amable. Yo le decía HELLO, y ella solo me respondía JAJAJAJA. Le dije NICE TO MEET YOU, y ella me decía JAJAJA.La verdad no tuvimos mucha relación jajaja.
Nunca supe si se reía de mi, de cómo hablaba ingles, de cómo me vestía o simplemente era su manera de ser amigable. Un amor de mujer. Una mujer de pocas palabras, pero de muchos abrazos.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

IMG_6606IMG_6644IMG_6670IMG_6697IMG_6706IMG_6820IMG_6826IMG_2976IMG_2983IMG_2993IMG_3039

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s