¡Welcome to China!

Finalmente llegue a Beijing después de un corto viaje, pero larga espera en el aeropuerto de Rusia.
Acá, toda la gente y mis compañeros de vuelo eran Chinos. Solo pude divisar a una Rusa, que por lo que hablaba por teléfono, me di cuenta que venia a China a un intercambio universitario. Estudiaba finanzas.

Luego de un poco mas de horas de vuelo, ya estaba en Beijing. Lo primero que me llamo mucho la atención fue la cantidad de gente en el aeropuerto. Eran millones de personas de todas las nacionalidades, y millones de vuelos a diferentes partes del mundo.
El Aeropuerto de Beijing, es uno de los mas agrandes y mas modernos del mundo.
Hice una gran fila para pasar la revisión de equipaje y la aduana, pero una de las cosas que mas me molesto, es que nadie respetaba sus puestos. Debo decir que la gente china no tiene mucha cultura en cuanto a orden y respeto (solo en este sentido) con las demás personas. Si ellos están últimos, luchan como sea para estar de los primeros.
Un grupo de estudiantes Chinos me miraban y se reían. Ellos me dijeron “ This is China, Don’t worry and relax”.

Lo que mas me apuraba, era tomar el metro y dirigirme directo al centro, porque allí me esperaría mi host. Su nombre es Penny. Una chica China de 22 años, que trabaja en una gran compañía multinacional.
Ella me esperaría a las 09.00 am en la salida “A” del metro a las 09.00am. Si yo me pasaba de esta hora, debía caminar con mis dos mochilas hasta las 19.45 hrs.

Me subí al metro después de tratar de conversar con las personas, y lo que mas me impacto, es que estaba todo en ingles y en Chino. Había un típico mapa de las rutas del metro con una luz verde indicando donde estábamos y otra luz roja parpadeando mostrando la siguiente parada. Además, cuando informaba algo en Chino, también lo hacia en ingles. Osea el que se pierde en el metro de Beijing, déjenme decirles que es muy poco inteligente jajaja, porque de verdad es muy difícil perderse.

Como siempre que llego a otro país y ciudad, no puedo calcular bien la hora, y por supuesto acá no fue la excepción. Llegue a la estación del metro a las 07.15 AM
Lo peor de esto, es que dentro de la estación no había ningún asiento o algo donde poder descansar o estar cómodo por un rato. Debido a eso, puse mi mochila en el piso, me senté en ella, mientras que mi mochila pequeña con documentos y cámaras la amarre como siempre a mi pierna izquierda.
Dormí sentado por una hora y media. Luego despierto y me dirigí a la salida “A”, y ¿ adivinen que ? . . . Sí, ahí estaba Penny esperando por mi jajaja.
Nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida.

Me di cuenta que es una chica muy inteligente, pero una de las cosas que mas me llamo la atención, fue su perfecto ingles y su acento británico. Si yo cerraba los ojos y solo la escuchaba hablar ingles, era como escuchar a un nativo.

Ella después de conversar 5 minutos, me dice; “bueno Coke, acá están las llaves de mi casa, y este papel tiene la dirección en Chino e ingles. Ahora tienes que encontrarla por ti mismo porque yo voy atrasada mi trabajo”.
Ahí empezó la primera gran prueba China. ¿ Como iba a comunicarme con la gente ?, era casi imposible.

A la primera persona que le pregunte, me apunto diciéndome que siguiera derecho A la segunda persona que le pregunte, me miro por un minuto fijamente y no me dijo nada, pero la tercera persona, me llevo directo al edificio.

Un señor muy amable de aproximadamente 75 años que vendía algo así como una papa con cascaras de color bien amarillo, y que por cierto la gente se juntaba a comprarle de muchas a la vez.

Llegue al departamento con mucho miedo, porque no sabia si ella vivía con mas personas, pero entro diciendo “Hello, Hello” y nadie me respondía, así que supuse que estaban todos trabajando, o que vivía sola.
Deje mis cosas, dormí por 3 horas y me levante con mucho animo a recorrer la ciudad aunque fuese por un momento.

Lo primero que veo en el mapa del metro es la ciudad prohibida, y decidí ir para allá, aunque por la hora, ya sabia que estaba cerrada.
Me bajo del metro intentando luchar con la gente porque a esa hora todos se devolvían de sus casas y veo la Ciudad Prohibida. Me quede largos minutos contemplándola. He ahí en esos minutos cuando me empieza una desesperación máxima por querer sacar fotos como si fuese el ultimo día ahí, pero al ver a tantas personas, era casi imposible.

Di vueltas por unos minutos mas, y me preocupe, porque pensé que si ella me paso las llaves, quizás yo debía estar allá antes que ella para abrirle la puerta. Me devolví, llego a la casa y ella ya estaba ahí esperándome con una cena exquisita; noodles con huevo, cebolla y condimentos propios de China.

Conversamos por un rato de la vida, de la familia y de nuestro planes a futuro.
Luego ella me ayudo a armar mi itinerario. Lo primero que visitaría, seria la ciudad prohibida por la mañana bien temprano, para así, tratar de evitar tanto turista.

 

airport
Beijing Aeropuerto
beijing
Estacion de metro
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s