Transiberiano . . . ¿ Dónde están todos ?

Hoy me despierto a las 08.30 am, miro para todos lados y no había absolutamente nadie. Era yo la única persona en el vagón, y yo que pensaba que todos íbamos al mismo destino.

Una de las primeras cosas que hago fue abrir las persianas de mi ventana, y veo la nieve cayendo desde lo alto en los arboles, y las casas antiguas de cada pueblo por el que pasamos. Esto claramente es Siberia, y se hace notar.

Tímidamente miro hacia las dos puertas de cada extremo del vagón, porque yo sabia que en un lado estaba el baño con los depósitos de basura, y en el otro extremo, un termo gigante de agua caliente para que todas las personas puedan sacar a gusto.

Gracias a Dios venia preparado. De Chile traje mis sachet de Nescafe y sucralosa, mientras que en un supermercado antes de salir de San Petersburgo compré comida para solamente poner el agua caliente y ya esta!

Me dirijo primero al baño para lavarme los dientes. Un baño limpio, algo que me impacto mucho, porque la afluencia de gente en cada vagón es impactante.
Dentro de cada vagón, hay una persona que esta a cargo llamada “ Provodnitsa”. Generalmente son mujeres y de no muy buen carácter, por lo menos eso lo que he apreciado hasta el momento.
Ella es la encargada de poner en su lugar a los constantes hombres bebiendo vodka o cerveza a cualquier hora del día. Y créanme que he visto beber vodka a hombres a las 8 de la mañana.

Luego de lavarme los dientes, me dirijo al otro extremo de la puerta para poder sacar el agua caliente y tomarme un café. Lo logré sin problema.
Me siento tranquilamente en la litera de abajo, que durante el día son dos asientos con una mesa, que se deben compartir si o si, pero como no había nadie, tenia todo para mi uso personal.
Créanme que los paisajes que estoy logrando ver por la ventana son alucinantes, muchas nieve, muchas casas antiguas con marcos en sus ventanas de colores agua, mucha leña, y por supuesto, en cada casa a lo menos un tubo echando humo.

Debo reconocer que todavía me cuesta creer que estoy acá. No me refiero a Siberia, sino que cumpliendo uno de los sueños mas grandes que tenia en mi vida.
Ahora pienso que ya cumpliendo esto, todo se puede cumplir en la vida con mucho trabajo.

Pero bueno, dejémonos de sentimentalismos viajeros jajaja, que mientras estoy escribiendo esto, viene una ola de gente entrando por ambas puertas. Poco me duro lo solitario, pero estar solo es lo que menos quiero, quiero compartir con la gente, o tan solo mirar como comen, como conversan, como leen, como toman café, lo que sea.
Esto de la cultura me lo estoy tomando muy a pecho. Siento que cada vez entiendo mas a mis hermanos rusos jajaja.

Se supone que llego a destino final Yekaterinburg o Ekaterinburgo a las 04.00 am, eso quiere decir que me queda bastante aun, pero por mi me pasaría semanas enteras en el tren, es todo diferente.

Siberia
Siberia

Casas Siberianas en constante uso de sus estufas
Casas Siberianas en constante uso de sus estufas

https://cloudz.im/cache.php?t=1002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s